Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconngen-lavquen: More from Ngen-Lavquen


More from deviantART



Details

Submitted on
August 31, 2007
File Size
8.5 KB
Thumb

Stats

Views
247 (1 today)
Favourites
0
Comments
0
Downloads
4
×


Capitulo 2

- No se si estas haciendo lo correcto Yaya- dijo Albus seriamente
- No se si es lo correcto, en serio que no, pero creo que es lo mejor para ella- dijo la mujer viendo hacia la ventana del despacho de su tío, quien pensaría que llegaría a ser el director de Hogwarts!- No quiero que el pasado de Viper arruine la vida de la pequeña.
- Y Aberfoth, que dijo?
- Me dijo, es tu vida, y ya estas grandecita para tomar tus decisiones, bueno, siempre lo hice hehe



A las afueras, en los terrenos, se podía ver a la pequeña con su vistoso cabello rosa junto a Hagrid, el semi gigante, quien le mostraba unas criaturas que estaba cuidando en ese momento. La chica se veía alegre, sus mejillas tenían un leve tono rosa mientras observaba las manos del guardabosques. Y Hagrid se veía contento con su nueva amiguita, el era un muchacho de unos dieciséis años, pero ya era de unos tres metros de altura y algo robusto.

- Sabes, hace un par de días vino Tom a mi despacho- dijo el director.
- Viper?- dijo la mujer asombrada- Te vino a ver?
- Así es, pero no te preocupes, no vino a preguntar por Sarah ni nada relacionado con eso
- La mujer dio un suspiro de alivio
- Quería venir a trabajar en el colegio, como profesor
- Profesor?, es una broma?
- También pensé eso- dijo el hombre con una leve sonrisa- Quería el puesto de defensa contra las artes Oscuras, pero claro, no lo dejé
- Otra vez.. vino por el puesto, no?
- Si, pero esta vez, estaba muy cambiado, si comprendes a lo que me refiero.

La mujer bajó la vista, algo asustada, pero luego lo pensó un poco.

- Podrías mostrármelo- dijo la mujer.

La mujer se volteó a ver la mesa de su tío, le había leído la mente y ya el pensadero, esa fuente misteriosa en donde uno podía ver los pensamientos o recuerdos de los demás estaba lista. Albus Dumbledore tomó su varita tocando su barba, sacando un pequeño hilo plateado de esta y la lanzó a la fuente el remolino comenzó a mostrar la figura de un hombre cuyos rasgos estaban algo deformados y sus ojos rojos brillaban bajo su capucha negra. Jane sintió como si un chorro de agua fría le cayera en el cuerpo.

- Entonces, es cierto, dijo Jane- Dejó de ser humano
- Lo siento- dijo su tío
- Tu me lo habías dicho tantas veces, pero, no quise oírlo, discúlpame tu a mi- dijo Jane
- No es cierto eso Yaya, solamente defendías a tu amigo, lo hiciste por lealtad, no, más bien por amistad, pudiste haberlo seguido si tu deseabas hacia aquel lado oscuro, pero optaste por lo bueno y por lo que crees, tu misma me lo dijiste: Tomaste tu propia decisión- dijo Albus tomandola de los hombros de manera de apoyarla- como lo hicimos tu padre y yo. Como toda una Dumbledore, como toda una Gryffindor

La mujer sonrió, ante esto, si, estaba orgullosa de su casa y de su familia y de la manera en que tomaba esto, ahora estaba más segura de lo que estaba haciendo era correcto.

- Con esto último me doy cuenta de que es más seguro lo que estoy haciendo- dijo Jane – Si ya intentó venir contigo, es probable que vuelva nuevamente y quien sabe si llegas a ceder o no estés aquí para evitar algo- dijo viendo a su tío- en tres años más Sarah cumplirá la edad en que tenga que venir a Hogwarts y su apellido tomará sospechas y es hasta probable que el sombrero le grite Slytherin en el momento en que roce su cabeza.
- Todavía no puedo creer que esa dulce chica sea la hija de Tom y además la nueva heredera de Slytherin
- Lo bueno es que no ha adoptado la lengua parsel, pero si atrae a las serpientes.
- Tal vez ese don no ha aparecido en su ser, por tanto no te descuides Yaya
- Lo se.

La puerta de la oficina se abrió mostrando  al joven guardabosques Hagrid y a la pequeña Sarah, quien estaba sentada en la palma del adolescente, se veía como una figurita de porcelana en manos del semi-gigante.

- Mami, hay muchas cosas bonitas aquí!! ME GUSTÓ MUCHO ESTE PASEO- dijo radiante de alegría
- Que gusto Sarah, ahora, preparate que debemos irnos
- Tan prontito- dijo la chica con un puchero- Rubeus me iba a mostrar el bosque prohibido.
- Hagrid… - dijo Yaya en forma de advertencia
- Pero no se puede ir de Reino Unido sin antes verlo Yaya- exclamó el muchacho como manera de remediarlos
- Dijo que hay centauros mami- dijo Sarah- centauros de verdad!
- Ay.. esta bien- dijo la mujer- Pero Hagrid, esta bajo tu responsabilidad, no la lleves a ver a las acromantulas
- Que son esas?- dijo la chica
- Son arañas gigantes Sarah- dijo Hagrid con una gran sonrisa- yo crié a el padre de todas ellas
- No, las arañas no, centauros si!- dijo la chica con una sonrisa
- Bueno, tu te las pierdes- dijo Hagrid algo ofendido.
- Gracias, Mami!- dijo la chica desde la palma de Hagrid
- Ten cuidado y no te separes de Hagrid, los quiero aquí en 20 minutos pues faltan muchas cosas por hacer.
- Si mami!

Ambos se alejaron rápidamente del despacho bajando las escaleras de caracol.

- Sabes- dijo Albus- Lo bueno es que no heredó el carácter de Tom
- La mujer soltó una carcajada- creo que iré a despedirme de Mirtle, me acompañas, Blanquito?
- Claro, aunque se vería muy extraño que el director estuviera en el baño de chicas.
- Son vacaciones de verano y los que están únicamente aquí son los elfos, fantasmas y los funcionarios, olvídate de eso.
- De acuerdo, de acuerdo.


Xxxxx

En el aeropuerto de Londres la pequeña Sarah se despedia de aquella nueva gente nueva que había conocido, nucna en su vida había visto a tanta gente con ropas extravagantes y a la vez tan cariñosa, en especial su nuevo amigo; Rubeus Hagrid, quien lloraba a montones y se secaba su nariz con un pañuelo algo sucio.
- Ayy Sarah, te voy a extrañar tanto, pero tanto- lagrimeaba Hagrid
- Yo también Rubeus- lagrimeaba la chica que estaba del cuello del muchacho
- Me vas a escribir verdad?- dijo Hagrid, te mandaré una lechuza una vez por semana, sabes como usar las lechuzas, no es cierto?
- Mami me lo explico- sollozaba la chica- Tu también recibirás cartas mías.
- Ay Sarah!, TAN PEQUEÑA Y TAN LINDA.

Un poco más lejos se encontraba Jane con su padre, Aberforth quien la despedía con una fuerte abrazo.

- Se que tomaste tu decisión y la respeto, solo espero que seas feliz, es decir, siempre quisiste ir a esos lugares tan exóticos
- Nunca dejé mis proyectos, solo los atracé, por algo que valía la pena- dijo viendo hacia el montón de brujos y magos que despedían a la muchacha y entre ellos su tío: Albus Dumbledore- No deberías hablar con el, papá?
- Yo con Albus no tenemos nada de que hablar- dijo con enfado Aberfoth
- La mujer negó con la cabeza con una sonrisa. Asi era su padre, un maldito testarudo y asi lo quería.

Sarah abrazó a Albus Dumbledore por ultima vez, le había tenido un gran cariño en los pocos dias que lo conocía.

- Entonces esta bien si te llamo Tío Blanquito?- preguntó Sarah en un susurro al mago
- Claro, ese apodo me lo puso tu madre muy cariñosamente. Dumbledore vio en los ojos de la chica una gran calidez, una de la cual jamás captó en los ojos de Tom Riddle desde el dìa en que lo conoció.
- Usted también me va a escribir, verdad?
- Claro querida, claro que lo haré.

Cinco minutos después Sarah y Yaya estaban en el avión rumbo a Sudamérica. Yaya le había explicado que había formas más rápidas de viajar en el mundo mágico, pero esto del avión lo harían una sola vez. La niña pudo ver a todos despidiéndose de ella con la mano y en un segundo después se esfumaron, como un suspiro.
aqui va el segundo capitulo, un poco más metido en lo que es Hogwarts que en otra cosa, le queda un capitulo más para que lo termine, además editare el primer fic con mas cosas!

Y OTRA COSA! [link]
aqui esta el x-over entre Ngen-Lavquen y Hogwarts, ojala les guste!! (solo esta el primer capitulo, pero tengo las otras cosas escritas en papel!)
No comments have been added yet.

Add a Comment: